Home / AGUA / La Peregrinación Del PINGÜINO EMPERADOR:

La Peregrinación Del PINGÜINO EMPERADOR:

Comencemos con el viaje que año tras año realizan cada uno de los pingüinos emperador. Queremos contaros como luchan por la conservación de la especie. Como una de esas “películas” de Disney donde normalmente se tiende a humanizar a los animales, año tras año los emperadores comienzan un largo viaje hacia la conservación de su especie.

En el mes de abril comienza la gran marcha de estos grandes pingüinos, ellos saben que se acerca la temporada de reproducción y necesitan asegurarse de la supervivencia de su único huevo (cada hembra solo pone uno). El objetivo de este viaje es alejarse lo más posible de los peligros que acechan en la costa……las temidas focas, ballenas… Es un gran gesto de amor ya que no podemos olvidar que no solo dejan atrás a sus depredadores, ya que de la misma forma, también dejan atrás su alimento (peces, crilll …). Y así se introducen en ese frío Antártico con vientos helados que llegan a los 200 km por hora, y con temperaturas que bajan más allá de los 40 grados en busca de la paternidad.

pinguimo1

 

pinguino2

En ese mundo de hielo que les rodea, año tras año buscan a su pareja para procrear, siempre la misma. De hecho si algún macho elige a una pareja que no es la suya será expulsado como un intruso en una relación formal. De esta forma comienzan su marcha anual, una marcha de cientos de kilómetros en las condiciones más extremas del Polo Sur.

Cuando llegan a su destino, la zona de anidamiento, es el momento de aparearse, normalmente ocurre en el mes de mayo. La hembra pone un único huevo de unos 440 gramos y tras la puesta vuelven a retornar sus pasos hacia las aguas antárticas para poder así alimentarse mientras son los padres los que se quedan inmóviles incubando su huevo sobre sus patas, ya que como el huevo toque el hielo fallecería en un minuto.

Es un trabajo de equipo, para poder soportar esas ráfagas de viento helado los machos se juntan y permanecen unidos en pequeñas colonias. No existe el egoísmo, tienen claro lo necesario que es la colaboración y para ello están continuamente cambiándose de lugar, es decir, los que en el interior de la colonia notan el calor en su cuerpo salen fuera del circulo permitiéndose así entrar a los que desde fuera les han calentado. Incuban los huevos durante los meses de junio y julio.

ping3

Incuban los huevos durante los meses de junio y julio. En agosto se produce la eclosión del huevo mientras las hembras todavía no les ha dado tiempo de regresar trayendo alimento para su cría. De igual forma que con los huevos el macho protege sobre sus patas a la cría, impidiendo de esta forma que se congelen.

pingu4

En cuanto llega la madre, reemplaza al macho, comenzando éste su vuelta a esas aguas semicongeladas para poder alimentarse asimismo y traer más alimento para la cría. Este ciclo se repite seis veces, las crías se alimentan de esta forma durante los meses de septiembre – octubre.

pingu 5png

Cuando las crías tienen unos dos meses se forman unas “guarderías” de pingüinos, ya que los polluelos también formarán grupos para poder mantenerse calientes. En este momento los adultos también se ayudan y entre todos cuidan a los polluelos.

pingu 5

Cuando llega diciembre los adultos se marchan justo cuando a los polluelos les salen las plumas que actúan como un gran aislante del frio y continuaran creciendo hasta llegar al 1.15 metros de adultos. Es el Emperador el único pingüino con este ciclo reproductivo, y es el más grande de todos.

¿Os ha gustado esta historia? Sin duda volveremos a escribir sobre este ejemplar en futuros post, nos faltan muchas historias que contar, siempre y cuando decidáis seguirnos en nuestro recorrido.

 

Check Also

El Loris Lento:

Pensando en las maravillas de la Naturaleza, sin duda me llamó la atención este pequeño …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *